iD-Speech: El rol de la ilustración natural en la divulgación científica

Recuerdas 10% de lo que escuchas, 20% de lo que lees y 80% de lo que ves. Esta es la premisa con la que Noemí Cevallos (Bióloga e Ilustradora Naturalista) y Santiago Cordero (Diseñador Gráfico) crearon el proyecto PICTURATUS, en donde brindan talleres y vinculaciones con la comunidad donde se aprende a realizar tanto ilustraciones científicas (representación visual de un concepto científico de  forma precisa, clara y objetiva), como ilustraciones naturalistas (representación visual de un elemento dentro de su ambiente o contexto), con el objetivo de enseñar a comunicar ciencia con arte visual y transmitir a las personas lo que se conoce de nuestro patrimonio natural.

PROMOVIENDO LA CIENCIA A TRAVÉS DEL ARTE

Noemí Cevallos
Santiago Cordero

La ciencia y el arte representan formas distintas de interpretar el mundo, la ciencia es imparcial, observa, investiga y experimenta con las leyes de la naturaleza, con el objetivo de alcanzar la razón y comprensión de ella; por otra parte, el arte permite emplear habilidades e imaginación para crear obras que promueven sentimientos estéticos en uno mismo y en los demás [1]. La unión de ambas disciplinas da como resultado la ilustración científica, la cual es la representación exacta de los objetos y conceptos en las ciencias. Las técnicas para su desarrollo son variadas: desde las tradicionales como la acuarela, hasta el más avanzado software de simulación 3D. Sin embargo, su finalidad sigue siendo la misma de los bestiarios y pergaminos medievales, en donde se promueve la divulgación del conocimiento [2]. En Ecuador no fue sino hasta el año 1736, gracias a Misión Geodésica Francesa (Misión Franco Española, enviada por la Academia de Ciencias de París para medir el arco del meridiano terrestre en la región ecuatorial), que se llevó a cabo un proceso de ilustración y desarrollo de las artes, las letras y las ciencias, dentro de ello llegaron a darse los primeros trabajos de ilustración científica a partir de organismos endémicos del país [3].

DIBUJO VS FOTOGRAFÍA

Actualmente el uso recurrente de ilustración científica se debe gracias a las nuevas tecnologías que permitieron que tanto ilustraciones como fotografías tengan una máxima difusión, llegando a tener hoy en día un gran número de plataformas de divulgación científica nacionales e internacionales, entre las que se destacaron: The Cornelllab of Ornithology, International League of Concervation Photographers (iLCP), Tropical Herping y Flora Web Ecuador. Todas creadas a partir de la ilustración científica.

Poco a poco con la llegada de la fotografía y su capacidad de retratar la realidad, se fue ampliando las maneras de poder superponer la ciencia y el arte [4]. La fotografía contiene un gran atractivo visual dado que puede representar un enorme nivel de detalle y mucha rapidez; sin embargo las fotografías pueden ser usadas solo si las estructuras que se muestran son limpias, ininterrumpida, y en un plano focal, no obstante, en la investigación biológica, los objetos de interés tienden a estar rotos, sucios, ensangrentados, aplastados, distorsionados y/o difusos; toda cámara fotográfica tiene una profundidad focal limitada y sólo ve lo que está en la superficie, ya sea pertinente o no. Las ilustraciones científicas pueden reconstruir partes rotas o faltantes, omite suciedad y puede llegar a mostrar estructuras internas [5]. El acto de crear una ilustración científica le permite a uno observar detalles y aspectos de la muestra que quizás no haya notado antes. La ilustración científica es una forma de aprendizaje que la fotografía no puede replicar. Las fotografías son una excelente manera de capturar un momento; sin embargo, tanto las ilustraciones como la fotografía tienen sus puntos fuertes como análisis visual, la ilustración científica sigue siendo relevante hasta nuestros días [4].

COMUNICANDO Y EDUCANDO AL MUNDO

Dentro de la ilustración científica, como en toda ilustración, la comunicación es clave, ya que la imagen sirve como una explicación visual que brinda conocimiento científico, estudios y hallazgos. Dichas imágenes requieren una precisión meticulosa y disciplinada, pero también deben ser artísticamente agradables, esto sin dejar de lado la precisión y fidelidad, ya que un dibujo hermoso pero incorrecto es inútil para la ciencia [1].

Por otro lado la ilustración científica ha permitido muchas veces poder registrar muchas especies y ecosistemas en peligro de extinción o ya extintos. Tales ilustraciones son pinturas a todo color del animal o planta en su hábitat o en una pose característica, ya que tiende a ser más difícil obtener fotos de ellas. En otros casos las ilustraciones permiten conocer mejor y a más detalle características físicas y componentes específicos de los organismos observados [5]. Con ello en mente, se trata de comunicar y transmitir a las personas todo lo que se conoce de nuestro patrimonio natural y se está perdiendo; ya que tanto la ilustración científica, como su divulgación, no se limita para personas del ámbito científico, puesto que el arte es el puente sensibilizador que permite llegar con un mensaje fuerte y directo a todo el público, generando curiosidad por aprender más.

Referencia principal:

Cevallos N., Cordero S. (2020, 15 de julio). El rol de la ilustración natural en la divulgación científica. [Webinar iD-Speech: Divulgación científica de alto impacto]. https://www.facebook.com/1631748396917359/videos/284645386080527

Referencias complementarias:

[1] Marques, D. (2017). Scientific Illustration Overview. Proceedings of the International Colloquium Image in Science and ARt, (January), 6. Retrieved from https://www.researchgate.net/publication/315444889_Scientific_Illustration_Overview

[2] Sánchez Ramos, M. E., & Barroso García, C. D. (2014). La ilustración científica y su aplicación como herramienta visual en la cartografía novohispana. Investigación y Ciencia de La Universidad Autónoma de Aguascalientes, 22(23), 80–87. Retrieved from https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=67435407010

[3] Núñez Freile, B. (2015). El desarrollo de las ciencias en la Real Audiencia de Quito (YACHAY E.P). Retrieved from http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/4460/1/Historia de las ciencias en el Ecuador.pdf

[4] Zurita, A. (2016). The Evolution and Influence of Art in Scientific Illustration. Bard Digital Commons, 105. Retrieved from https://digitalcommons.bard.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1111&context=senproj_s2016

[5] Hodges, E. (1989). Scientific illustration: a working relationship between the scientist and artist. BioScience, 39(2), 104–111. https://doi.org/https://doi.org/10.2307/1310910

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .