iD-Speech: “BiOKate: residuos de aguacate para la generación de bioplaguicidas”

“La cultura verdadera nace de la naturaleza, es simple, humilde y pura”

Masanobu Fukuka

Los cinco elementos de la naturaleza: Agua, Aire, Tierra, Fuego y… ¿Basura?

En el 2018, la Organización de Naciones Unidas – ONU reportó que la región de Latinoamérica generó alrededor de 1 Kg de basura diaria por habitante, mientras que la tasa de reciclaje fue solamente del 10% [1]. En el mismo año, a pesar que en Europa la cantidad de basura producida por habitante fue similar a la de nuestra región (1,3 Kg de basura diaria por habitante), la tasa de reciclaje fue superior, alcanzando el 47% [2]. Estas cifras reflejan la rápida urbanización y crecimiento poblacional en América Latina, pero también muestran que el sistema de manejo de basura no ha mejorado a lo largo de los años.

El 53% de los residuos sólidos que recibe el relleno sanitario de El Inga – Quito son de origen vegetal.

A nivel local, en el año 2015, la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos – EMGIRS reportó que en Quito se generaron 685.000 toneladas de residuos sólidos [3]. Esta cifra ha aumentado a través de los años y en el año 2019 se recolectaron más de 759.000 toneladas de residuos sólidos. En la actualidad la situación es más grave debido a la emergencia sanitaria y al confinamiento, reportándose que el relleno sanitario de Quito, sector de El Inga, ha recibido un 40% más de residuos sólidos en relación a la temporada previa a la pandemia y la clasificación indica que más de la mitad de los desechos (53%) son de origen vegetal [4].

Los residuos vegetales representan una gran parte del problema

Según los reportes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO, la producción mundial de aguacate fue de 5 millones de toneladas a nivel mundial durante el año 2016 [5]. La demanda de aguacate se ha incrementado debido a sus propiedades nutricionales, cuyas aplicaciones en la industria incluyen: elaboración de guacamole, obtención de la pulpa deshidratada para producir mantequilla de aguacate y aceite vegetal, y fabricación de cosméticos. Los métodos empleados en la elaboración de estos productos utilizan el 16% del fruto, mientras que el 84% se desecha, contribuyendo a la acumulación de residuos sólidos.

Adicional a la problemática de acumulación de residuos sólidos, la contaminación del suelo se agudiza con el uso excesivo de fertilizantes, herbicidas y plaguicidas de origen químico en los cultivos.

Sumado a esto, la contaminación del suelo se agudiza con el uso excesivo de fertilizantes, herbicidas y plaguicidas de origen químico en los cultivos. Aquello provoca: infertilidad y erosión del suelo, acumulación de compuestos químicos en fuentes hídricas como ríos, lagos y aguas subterráneas, lo que a su vez induce la propagación de plagas y representa un punto de contaminación para el sector ganadero y el ser humano.

El poder de la economía circular

Ante esta problemática, cada vez son más las empresas que adoptan un enfoque sostenible con medidas que mitigan el impacto ambiental, lo cual es posible mediante la innovación de las empresas: propuestas de materias primas alternativas basadas en residuos y optimización de los procesos. Una de estas empresas es Kpulí Voltando Terra (anteriormente BiOKate), que se desarrolla en Ecuador y está alineada con los objetivos de sostenibilidad de la Agenda del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD del 2015.

Una idea ecológica que busca una solución gigante

Kpulí pretende utilizar los residuos de aguacate, producidos por la industria alimenticia de guacamole, para generar bioplaguicidas a partir del epicarpio (cáscara) y endocarpio (semilla). Actualmente la idea se encuentra en fase experimental en la cual se prueban varias dosificaciones de bioplaguicida, rico en compuestos bioactivos de aguacate, para encontrar la dosis óptima que sea efectiva para plagas de plantas como: arañas rojas, tisanópteros y barrenadoras de hojas. Estas últimas han mostrado una mayor resistencia, por lo que deben ser sometidas a cantidades más altas de bioplaguicida.

¡El reto es de todos!

Esta idea nos da la pauta, que algunas de las claves para mitigar el impacto ambiental se basan en el reciclaje, reutilización y minimización de residuos sólidos, así como, en la elaboración de subproductos a partir de desechos. Enrelación a esto último, es necesario la concepción de empresas con un enfoque hacia la economía circular, que busquen alternativas con potencial económico y de forma simultánea, posean un compromiso ambiental.

Adriana Zacarías, coordinadora regional de Eficiencia de Recursos para América Latina y el Caribe de la ONU Medio Ambiente, menciona que “la economía circular nos dice que es necesario cambiar la forma en la que actualmente producimos y consumimos“.

Ing. José Núñez

Ingeniero Ambiental en Prevención y Remediación. Fundador de Kpulí (antes BIOKate). Ha recorrido Perú, Bolivia, Argentina, Uruguay y Brasil, donde ha obtenido experiencia en permacultura, desarrollo de huertas urbanas, manejo y recuperación de suelos en cultivos de café y cacao, captación de agua lluvia, gestión de residuos sólidos, educación ambiental y planes de manejo ambiental.

Algunas de las claves para mitigar el impacto ambiental se basan en el reciclaje, reutilización y minimización de residuos sólidos, así como, en la elaboración de subproductos a partir de desechos.

Esto se basa en una economía lineal de extracción – producción – consumo – desperdicio, para lo cual añade que “tenemos que inspirarnos en la naturaleza en donde no existe el concepto de desperdicio, ya que todo lo que la naturaleza genera es un insumo o alimento para otro organismo” [6].

Referencia principal:

Núñez, J. (2020, 29 de julio). Biocate: residuos de aguacate para la generación de bioplaguicidas [Webinar iD-Speech: Biocate: residuos de aguacate para la generación de bioplaguicidas]

Referencias complementarias:

[1] ONU. (12 de Octubre de 2018). Noticias: Cómo la basura afecta al desarrollo de América Latina.

[2] Eurostat. (Julio de 2020). Municipal waste statistics.

[3] EMGIRS EP (2015). Informe de rendición de cuentas 2015. Quito, Ecuador.

[4] Revista Plan V. (11 de Mayo de 2020). Quito generó 600 toneladas diarias más de desechos durante la pandemia. Quito, Ecuador.

[5] Altendorf, S. (2017). FAO: Perspectivas mundiales de las principales frutas tropicales.

[6] ONU. (12 de Diciembre de 2018). Noticias: ¿Qué es la economía circular y cómo cuida del medio ambiente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .